Instituto de Medicina y Cardiología Hospital Universitario Dexeus

Archivo mensual: 2015 Diciembre

La dieta vegetariana previene el riesgo cardio y cerebrovascular

Comer sano tiene su recompensa. Según un estudio de la Escuela de Salud Pública del Imperial College de Londres (Gran Bretaña) una dieta provegetariana, aquella que tiene una mayor proporción de alimentos de origen vegetal en comparación con los de origen animal, se asocia con un menor riesgo de fallecer por enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Presentado durante la reunión Lifestyle de la American Heart Association, este estudio observacional ha analizado los hábitos alimenticios y estilo de 451.256 europeos. Y sus resultados son concluyentes: aquellos que siguen la dieta provegetarianas (70% de los alimentos vegetales) tenían un riesgo 20% menor de morir por enfermedad cardiovascular, en comparación con aquellos que fueron los menos alimentos de origen vegetal.

«Una dieta provegetariana no establece recomendaciones absolutas sobre nutrientes específicos -señala la investigadora Camille Lassale-. Se centra en el aumento de la proporción de alimentos de origen vegetal en relación con los de origen animal, lo que se traduce en una dieta equilibrado nutricionalmente».

Los participantes forma parte del Estudio Prospectivo Europeo sobre Cáncer y Nutrición (EPIC), que se inició en 1992. El trabajo incluyó a casi medio millón de personas de 10 países libres de enfermedades crónicas, de 35 a 70 años, y que fueron analizados durante 12 años de media. Se recogió la siguiente información: estatura, peso, consumo de alimentos, estilo de vida y hábitos de actividad física.

Los investigadores clasificaron a los participantes en función de su alimentación; así, aquellos que consumían verduras, frutas, legumbres, cereales, patatas, frutos secos y aceite de oliva obtenían una mayor puntuación, mientras que los que comían carnes, grasas animales, huevos, pescado y otros productos del mar o lácteos, tenían menos puntuación.

Sobre está puntuación, los participantes se clasificaron desde los más provegetarianos hasta los menos. Los resultados se ajustaron en función de la edad al inicio del estudio, el sexo, las calorías diarias, índice de masa corporal, el tabaquismo, la actividad física, la educación, la ingesta de alcohol y el nivel de estudios.

Para Lasale, una buen forma de seguir una dieta saludable sería, «en lugar reducir drásticamente los alimentos de origen animal, sustituirlos poco a poco con otros de origen vegetal».

FUENTE: ABC Salud