Instituto de Medicina y Cardiología Hospital Universitario Dexeus

Colocación marcapasos y desfibrilador

Es una forma de tratamiento para pacientes con determinadas alteraciones del ritmo (lentas o rápidas), o de la conducción cardíaca (bloqueos). Consiste en colocar un generador interno de impulsos eléctricos y un cable-electrodo intravenoso e intracardíaco mediante una pequeña intervención quirúrgica. Permite mantener un ritmo adecuado de las pulsaciones del corazón, adaptado a las necesidades específicas de cada paciente.

¿En qué consiste la colocación de marcapasos?

El paciente permanecerá tumbado y consciente, en ocasiones sedado. Se aplica anestesia local en el lugar elegido (generalmente bajo la clavícula). Se coloca debajo de la piel de dicha zona un pequeño aparato electrónico (generador) que producirá impulsos eléctricos, y se une a uno o dos cables (electrodos), según los casos, muy finos y flexibles. Estos se introducen por una vena y se les hace avanzar hasta el corazón con control radioscópico. En algunos casos se coloca un tercer electrodo específico en las venas del corazón (implante de sistema de resincronización) que se visualizan mediante la administración de contraste.  Una vez comprobado el correcto funcionamiento del marcapasos se cierra la herida de la piel con unos puntos de sutura. La duración del procedimiento es variable, debiendo permanecer el paciente en reposo varias horas después.